¿Pensando en invertir en Startups? Estos son los sectores con más futuro

Up!nver es un Club de Inversores interesados en invertir en startups

¿Eres inversor? ¿Acostumbrabas a invertir en sectores más tradicionales (inmobiliaria, construcción, banca…) y ahora empiezas a sentirte atraído por internet y las startups? ¿Empieza a picarte el gusanillo de meter tu dinero en este sector?

Si has respondido que sí a alguna de las preguntas anteriores, ahora seguramente te estés haciendo otra: “Vale, he decidido que quiero invertir en startups, pero, ¿por dónde tiro?

¿Qué sectores tienen mejor pinta? ¿Cuáles son los más escalables? ¿Cuáles funcionarán mejor en un futuro próximo?

Si te planteas esas dudas, tranquilo, nos hemos propuesto ayudarte. Ahí va una lista con varios de los mejores sectores en los que puedes invertir tu dinero:

ECONOMÍA COLABORATIVA

Con este sector hay cierta polémica, ya que parece ser la nueva burbuja emprendedora y a menudo cuesta saber qué es realmente economía colaborativa –más allá de la pura etiqueta– y qué no. En cualquier caso, la economía colaborativa es trata de un segmento de negocio que cada vez tiene más empuje. Si te interesa esta dirección, puedes optar entre varios tipos de startups:

Apps de segunda mano. Si sigues este tipo de empresas, en los últimos meses habrás visto operaciones muy interesantes como la ronda de financiación de Selltag, los 40 millones de dólares levantados por Wallapop o la venta (por 100 millones de euros) de la web Milanuncios, por citar sólo algunos casos. Está claro: la venta online de artículos de segunda mano está en auge. Y en países como España, más aún.

También se empieza a popularizar no sólo la venta de objetos de segunda mano, sino el alquiler, con compañías como Relendo.

Transporte. Seguro que conoces de sobra a empresas como Blablacar o Uber, que en los últimos meses no han hecho más que disparar su valor: Uber ya vale 50.000 millones de euros, mientras que Blablacar ha levantado una ronda de 100 millones y ahora mismo está haciéndose con compañías de la competencia. Pero no son los únicos casos: Cabify ha recibido 16 millones de dólares desde 2011 (teniendo entre sus inversores a los ideadores de Facebook) y también contamos con alternativas a Blablacar como Amovens, BluemoveCarpooling, etc.

Alquiler doméstico. Si conoces la polémica creada en torno a Uber, entonces también conocerás casos como el airbnb, que también está en plena batalla legal en los países por los que pasa. Se resuelva como se resuelva, lo cierto es que este tipo de tendencias también están al alza en internet. En España, de hecho, hace poco vimos un nuevo caso: el del hotelero Kike Sarasola, que, ante la competencia de este tipo de servicios, decidió lanzar BeMate.

Pequeños trabajos. En todo el mundo están proliferando los portales en los que puedes encontrar a gente a la que encargarle pequeños trabajos u ofrecerte tú mismo como ‘solucionador de problemas’ temporal. Y las startups de este tipo no están funcionando nada mal: la última ronda de financiación de Etece fue de 450.000 euros, pero este abanico donde hay otras grandes compañías como Eslife parece ser tan amplio que incluso hay cabida para portales de pequeños trabajos de un subsector concreto: un caso también interesante es el de Helpling, que se encuentra en plena expansión por Europa con 42 millones de euros en el bolsillo.

DAILY DELIVERIES

Uno de los últimos sectores que está animando bastante a los inversores. Animadas por iniciativas como Google Shopping Express o Amazon Fresh, en los últimos años han surgido varias compañías especializadas en el reparto de todo tipo de productos en el mismo día o, en algunos casos, en apenas horas. Seguramente el mejor ejemplo sea el de Instacart, una startup que te hace la compra diversificada en varios supermercados y te lo lleva a casa en apenas dos horas.

En España también tenemos ejemplos similares, como el de Comprea, que pretende ser el Instacart español, o el de la propia Uber, que, mientras lucha con la legislación para poder ofrecer el servicio de chóferes, ha lanzado en Barcelona Uber Eats. Este último no parece un mal sector, desde luego. Sobre todo si tenemos en cuenta operaciones recientes como la venta de La Nevera Roja o las dos ventas de Sindelantal España y Sindelantal México.

FINTECH

Seguramente una de las mejores apuestas no sólo a corto, sino también a medio e incluso a largo plazo. Se trata de startups que pretenden transformar los servicios financieros y de inversión a través de la tecnología.Grosso modo, podemos dividir los servicios fintech en varios tipos:

    Programas y apps que ayudan a la gente a manejar sus cuentas: ingresos, gastos, presupuestos familiares o empresariales, vacaciones, etc.

    FX e intercambio de divisas: Permiten obtener muchos mejores tipos de cambio para diversos sectores, como las empresas (Kantox) o las matrículas de estudiantes (PeerTransfer).

    Inversión: Uno de los sectores donde se están planteando aproximaciones más disruptivas, con gestiones automatizadas e inteligentes de inversión en derivados (WealthFront) o incluso la inversión en startups (como hacemos desde Startupxplore).

Pago móvil: ojo, que esto puede ser una mina. El dinero es una de las pocas cosas que se sigue manejando mayoritariamente de manera offline, pero por poco tiempo. El dinero en efectivo va disminuyendo paulatinamente (tanto por comodidad como por pura política, como está empezando a pasar en Dinamarca), con lo que los pagos móviles cada vez se están haciendo más hueco en una sociedad que cada vez concibe más su smartphone como una herramienta con la que puede hacer cualquier tarea diaria.

Y si quieres de regalo otra tendencia asociada a este sector, te recomendamos que sigas muy de cerca todo lo relacionado con el insurtech o la tecnología aplicada a los seguros, un sector en alza.

INTERNET OF THINGS

El sector Internet of Things (IoT) que aparece en todas las quinielas del futuro tecnológico. Si internet ya es parte de nuestra vida, ¿por qué no va a estar presente dentro de nuestra propia casa? Frigoríficos, radiadores, relojes, grifos de agua… prácticamente todo puede estar conectado a internet si con ello conseguimos producir algún tipo de avance o hacer una gestión de los recursos mucho más eficiente.

Dentro de todo lo que conlleva el internet of things, merece un espacio aparte la salud. No sólo por su evidente aportación social, sino por la verdadera revolución que implica ‘tecnologizar’ un sector tan tradicional y poco cotidiano como es el de la salud. Porque si te pones a descubrir las tecnologías que se están desarrollando en este campo, comprobarás que hay de todo: aparatos que miden el ritmo cardiaco, apps para diabéticos, médicos 24h en el móvil, apps para alérgicos, tiritas que miden la temperatura corporal, monitorización de pacientes a domicilio, inodoros que analizan tu orina para mejorar tu dieta… El abanico es interminable y, por lo que parece, lo mejor está aún por venir.

NO STACK STARTUPS

Otro de los últimos nichos interesantes que en los últimos meses más peso está cogiendo en el lado inversor. Pero, ¿qué es una no stack startup? Muy grosso modo, podemos decir que se trata de todas aquellas compañías que en lugar de intentar construir o resolver un problema extremo a extremo, están enfocadas en resolver sólo una parte y hacerla disponible a otras empresas via APIs o servicios. Es decir, se trata de construir las “tuberías” que servirán como base a sus clientes para crear nuevas herramientas y servicios.

Por ejemplo, Algolia ofrece un buscador que otras compañías pueden usar e integrar (Search-as-a-service) o Twilio crea un API para que cualquiera pueda utilizar su sistema de mensajería.

En un mundo de predominio del SaaS (software as a service), las no stack startups que proveerán los bloques sobre las que construir, se perfilan como un modelo de compañías muy rentables y, sobre todo, escalables.

*Leer aquí la noticia original publicada.

 

Imagen: